Enviado por “CONSULTORIO MÉDICO FLORES BUISSON” – Máncora -Perú .. URL: consultoriomedicofloresmancora.es.tl … El primer síntoma del herpes zoster es el dolor, que puede ser constante o intermitente, superficial o profundo, localizado donde pocos días después se producirá la erupción. El dolor precede a la erupción, y no desaparece con ella sino que persiste durante varias semanas después de la desaparición de las vesículas; otros síntomas iniciales pueden ser los trastornos gastrointestinales, la fiebre, la cefalea y el malestar general. Aunque las lesiones pueden aparecer en pocas horas, por lo general se desarrollan de manera gradual a lo largo de varios días. Al principio aparecen unas pápulas rojas, que se distribuyen a lo largo del trayecto nervioso afectado; estas pápulas se convierten en vesículas que pueden unirse y formar un área compacta, ya los tres días se oscurecen y comienzan a secarse formando costras una vez transcurrida la primera semana. El herpes zoster durante el embarazo se ha descrito como una enfermedad de evolución benigna en la mayoría de los casos. Sin embargo, existen estudios que involucran a la infección con complicaciones maternas o fetales. Es indudable que en la mujer gestante con inmunocompromiso secundario a síndromes de inmunodeficiencia, cáncer, infección por el virus de la inmunodeficiencia humana o terapia inmunosupresora, existe riesgo de llegar a padecer herpes zoster diseminado. En la mayor ía de los casos no hay pruebas